Cásate y Sé Sumisa

Es el título del libro que recientemente publicó en España la editorial de la Archidiócesis de Granada, de la autoraitaliana Costanza Miriano. Publicación apoyada fervientemente por el Arzobispo de Granada. Confieso que no he encontrado en toda la web ni un pequeño extracto literal del libro, lo que si he encontrado por montón son páginas webs católicas que apoyan la publicación y uno que otro artículo de periódicos en los que la condenan; como es el caso de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España, Ana Mato.

Lo que sí encontré, fue este resumen en la página Religión en Libertad:

Nos habla de ese concepto actual del amor en el 

que todo se basa en los sentimientos, y que condena al fracaso a toda relación  cuando se apagan los hormigueos del estómago. Relata qué hay más allá del “fueron felices y comieron perdices”, cuando el príncipe llega al palacio y se quita la ropa de gala. Cita a los matrimonios que viven su relación como si de un contrato se tratara, exigiendo cada uno al otro sus derechos. Menciona también la esclavitud a la que el actual feminismo condena a la mujer, exigiéndole ser perfecta trabajadora, esposa, madre y ama de casa. Hay en él pañales, puntos de sutura, lactancia, playstation. Critica la condena impuesta a los niños, que en países como el suyo (Italia), y en este caso también como el nuestro, se ven privados de sus madres cuando más las necesitan, en contraposición a países del centro y norte de Europa.

Y ante todo, hace especial énfasis en que hombre y mujer puedan volver a encontrar su sitio dentro de sus matrimonios, de sus familias. Habla del servicio, libremente escogido y por amor, de la mujer a su familia, y de la recíproca entrega de su esposo. Desecha la actual idea de paridad, por la que hombres y mujeres deben repartirse las mismas tareas en igualdad porcentual, para dotar a cada uno de igualdad en dignidad, en aquello para lo que están llamados, lo que a cada uno le es natural, donde pueden dar el mejor fruto. Exalta el papel vital de la mujer en la familia, como la que une, sostiene, consuela; recuerda su inteligencia, su capacidad para lograr que los hombres sepan ser guías amorosos de sus familias, dispuestos a dar la vida en ellas y por ellas.

El título, según la autora está tomado del Nuevo Testamento de san Pablo: «Así como la Iglesia está sumisa a Cristo, así también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo» (Efesios 5:24). En mi humilde opinión de recién casada, cuán peligrosa puede ser una sola palabra cuando la sacamos de contexto. La sumisión en la época del apóstol San Pablo estaba totalmente aceptada por la sociedad y la época, pero querer traer este concepto al siglo XXI, donde las mujeres somos más independientes, modernas y seguimos luchando por la igualdad de géneros me parece tonto y a la vez a propósito.

¿Han escuchado eso de “no importa si hablan mal o bien de ti, lo importante es que hablen”? Creo que es lo que la autora se propuso con el título y su contenido, lo cual me parece bastante vanidoso y orgulloso de su parte, siendo una cristiana “tan” católica como ella dice ser.

Sé, por experiencia propia, que las mujeres podemos ser amas de casa, trabajadoras, tener un negocio propio, hermanas, amigas, hijas, esposas y en un futuro no muy lejano mamás. Pero, creer que por el sólo hecho de casarnos pasamos a ser, o mejor dicho, a dejar de ser nosotras mismas, para convertirnos en sumisas y entregarnos sin ninguna restricción a nuestro “querido esposo”, me parece una falta de respeto hacia todas las mujeres que conozco en mi vida. Lo importante es ser nosotras mismas, por más cliché que suene, y NO CAMBIAR bajo ninguna circunstancia porque asumimos otro rol en nuestra vida, creo que nos defraudaríamos a nosotras, nuestras hijas y a todas aquellas mujeres que lucharon para tener la libertad que hoy podemos disfrutar.

¿Qué les parece a uds. todo el asunto de “Casarse y ser sumisa”?

Espero con ansias sus comentarios.

Anuncios

4 comentarios en “Cásate y Sé Sumisa

  1. Hola 🙂 me gustó tu articulo. La verdad no estoy de acuerdo con ese título. La verdad es que tocaría ver el contenido del libro. Pero si la escritora es, como tu dices, un católica, dudo que haya escrito queriendo ser transgresiva. Que horro que haya gente con pensamientos de siglo pasados, estamos en pleno siglo XXI, en vez de ver hacia adelante mucha gente se queda atascada en pensamientos ‘cavernicolas’, pensando que porque está escrito en el libro sagrado, debe ser el modelo a seguir.

    • Hola Melanie! También pienso que -en cuanto pueda- debo leer el libro. No puedo asegurar si fue su intención o no, pero no creo que habría de pasar para ella mismo desapercibido el hecho de que su título sería muy polémico. Y si, lastimosamente en el mundo que vivimos, todavía hay gente con pensamientos retrógradas, nos toca a nosotras levantar la bandera y ver cómo podemos combatir esto.

      Gracias por compartir tu pensamiento. Saludos! =)

¿Qué piensas? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s