OPINIÓN de una exiliada venezolana en Panamá

Hace poco más de un año salí de mi país…

NO estoy contenta de que se haya muerto, no soy quién para juzgar a nadie. Después de 14 años de luchar contra él y su gobierno, me ha dejado en SHOCK esta situación, además de que quedará como el MÁRTIR DE LA PATRIA. NO me parece justo. 

NO ES LA SOLUCIÓN a los problemas de mi país. NO LO ES por el simple y llano hecho de que tuvo 14 años para arraigar en la MAYORÍA de los venezolanos el chavismo. Si, puede que en teoría “no haya chavismo sin Chávez”, pero siguen siendo MAYORÍA y aunque haya elecciones en 1 o 2 meses NO CREO que GANEMOS.

Ahora vienen los tiempos duros: combatir la alta tasa de delincuencia, el debacle que se viene en lo ECONÓMICO es INMENSO, la pobreza, división entre nuestros hermanos venezolanos… por sólo nombrar algunos.

Para mí, quien se alegre (y lo demuestre ampliamente) por esta situación no está viendo más allá de sus narices. Me disculpan si se lo toman a pecho. Mientras algunos celebran, una gran mayoría lo aclama con un “TODOS SOMOS CHÁVEZ” y un “NO VOLVERÁN”. Para reflexionar.

Anuncios

Las caras de Bolívar

Nueva imagen de Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios

Hay un dicho que dice: “una imagen vale más que mil palabras” y yo me pregunto: ¿puede una imagen decirnos quién era un hombre? Puede que sí, puede que no. La cuestión es que si sólo nos basáramos en esto, Fidel Castro es un viejo con chiva gris que le gusta vestirse de verde militar o Hugo Chávez es un hombre en sus cincuentas que está un poco pasado de peso, tiene una verruga horrible, le gustan las cosas de marca y vestirse de rojo. ¿Dónde está el error?

Hoy, para conmemorar los 229 años del natalicio del Libertador, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela,  ha develado esta reconstrucción digital de cómo supuestamente era el rostro de Simón Bolívar (elaborado a partir de los huesos que jurungó hace un tiempo atrás, buscando evidencias de no se qué). ¿Cuan acertado o cercano puede ser este resultado? Nunca lo sabremos, sólo queda confiar en nuestra imaginación y decir: su nariz es demasiado ancha para ser un blanco criollo, sus ojos están demasiado juntos, su barbilla es demasiado prominente, etc, etc, etc.

Así como dicen que la historia la escriben los vencedores, para mi, también las imágenes, ya que muestran la percepción que tienen acerca de un personaje histórico o un hecho (y ésta va quedando en la memoria del colectivo). El Bolívar que estamos acostumbrados a ver es el representado en los cuadros de su época (con variantes dependiendo del artista) y aquí tenemos ante nosotros el Bolívar de Chávez: será la nueva imagen en los libros de historia, estará en cada salón y en cada escuela y, por supuesto, quedará grabado en las jóvenes mentes que conformarán la próxima generación…

¿Es esto lo que queremos para nuestros hijos – nietos – sobrinos? ¿Es así como queremos que recuerden a uno de los personajes más importantes de la historia de nuestro país? 

Cada quién decidirá qué cara de Bolívar quiere mostrar, no dejemos que nos lo impongan. Atrevámonos a escoger.